lunes, 9 de marzo de 2009

Cuento zen



Miedo a morir, miedo a vivir

Viajaba un piloto sobre el desierto cuando su aeronave sufre un desperfecto y cae inevitablemente en las olas de arena. Aunque logró salir ileso, al descender del avión se da cuenta que su cuerpo comienza a hundirse en arenas movedizas.

– ¡Pero qué mala fortuna!- pensó el hombre, -¡cómo es posible que haya sobrevivido al choque para caer en este maldito embrollo!

A medida que su cuerpo desaparecía en la arena, una serpiente le observaba con detención.

–!Por favor, sácame de aquí y juro que te lo compensaré!- dijo el piloto.

La serpiente pensó: Pobre, ahora que está a punto de perder la vida cree que puede hablar con serpientes.

En un acto de gran compasión la serpiente ocupó su cuerpo para sacar al piloto de su trampa mortal.

–Gracias! ¿Qué puedo hacer para compensarte?

- La serpiente lo miraba y pensaba: Pobre, ahora que recuperó su vida no sabe qué hacer con ella.
.
Foto tomada de la red
.

19 comentarios:

Mayela Bou dijo...

Que mensaje mas bello! y la foto ni hablar!
Un gran abrazo, que tengas una feliz semana!

Adrisol dijo...

los cuentos zen, son todos una maravilla para reflexionar!!!!
cómo siempre astuta la serpiente, dío en la tecla.........
ahora que tiene la vida, no sabe que hacer con ella!!!!
gracias, amigo por hacernos reflexionar en cosas tan importantes.......
un fuerte abrazo

María dijo...

Me gusta mucho el mensaje que da siempre la sabiduría ZEN, me parecen de mucha ayuda para caminar, y seguir con energías, y me gusta mucho leer todo lo que trate de ZEN, muy bello tu relato, Juan, muchas gracias por compartirlo.

Un beso.

mara y cuyá dijo...

Qué hermoso Juan...gracias!!!
El eterno desconcierto humano.

Besitos

CONRA dijo...

Sabía reflexión Juan.
El gran dilema humano: “Miedo a morir, miedo a vivir”
El cuento Zen, tiene mucha profundidad escondida detrás de cada palabra. Gracias por invitarme a pensar.
Muchos abrazos.

Nerina Thomas dijo...

Un regalo de lujo, gracias!!un abrazo

María Angélica dijo...

Un mensaje profundo... dice mucho y la imagen es impresionante.
Cariños y cuidate.

Malena dijo...

Siempre me gusta pasar por aquí a leerte, Juan, porque me llenas de paz. Esa paz tan necesaria para vivir.

Gracias por tus palabras de cariño en estos momentos de la pérdida de Wiper. EStoy segura, deseo creerlo así, que ya se ha hecho amigo de tu Loba y están jugando.

Gracias Juan. Todas las muestras de cariño se necesitan y tú que ya has pasado por eso me puedes comprender perfectamente.

Un beso.

Claudia Sánchez dijo...

Gracias por compartir tu relato Juan!
Besos,

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Extraordinaria historia...!

Te bendigo
noble y sensible amigo
Dios cuide tus pasos

Isaac

Lennon por siempre dijo...

Hola, cordial saludo. Te extiendo una cordial invitación para que visites el blog:

www.johnlennonporsiempre.blogspot.com

Es un homenaje a John Lennon. Espero lo visites y te hagas seguidor(a).

Igualmente te invitamos a unirte al grupo "John Lennon por siempre" en facebook y así comenzar a trabajar en la conmemoración de los 30 años de la muerte de Lennon.


Give peace a chence

Víctor

María Angélica dijo...

Pasaba por aquí....

Silvi dijo...

Que buen cuento, con tantas cosas que hemos logrado como humanidad, muchas cosas buenas y muchas otras malas, pero en conjunto seguimos adelante, lo intrigante es que a la mayoria de nosotros (humanos) nos sacan de ese contexto social, de nuestro metro cuandrado de comodidad y nos sentimos perdidos y desorientados, sin saber cual sera el siguiente paso y mucho mas comun es el dejar que otro tome las decisiones importantes por ti, asi hay alguien a quien culpar por tu destino.
Muchisimos besos y ya nos estamos leyendo.

haideé dijo...

Jajajajajajaja... ¡qué bueno, pero qué bueno! Pensar, siempre pensar, así estamos aferrados al pasado y viviendo en el futuro, ay... con que ganas me he reido, jajajaja...
Gracias :))))
Un cariñoso abrazo :)

faladomi dijo...

Vaya, vaya ,vaya.
y cuantas veces se ve uno deseando tener vacaciones y tiempo libre y luego no sabe qué hacer con él. Hay gente que no soporta ni un minuto de aburrimiento y más aún hay gente que no se atreve a vivir sin que el otro le diga cómo hacerlo continuamente
un abrazo y buen domingo, desde las calimas canarias

María dijo...

Hola, Juan, estoy visitando tus blogs y veo que no has pasado de páginas, estaré pendiente por si publicas, te dejo aquí mis saludos deseándote una feliz semana.

Un beso.

mj dijo...

Un gran mensaje Juan.
No creas que voy a dejar de visitarte, seguiré como siempre. Eres mi amigo y desde el blog de Preludio, que tengo tú enlace, vendré a verte. Gracias por tu comentario y deseo.
Abrazos
mj

Hada Saltarina dijo...

Hermoso cuento, no lo conocía. Desgraciadamente, así es; tenemos infinidad de regalos dispuestos para nosotros y a veces ni siquiera nos atrevemos a quitarles el lazo... Nooooo; a jugar con tan bellos presentes. Besos

Geni dijo...

Es muy hermoso lo que has escrito, una enseñanza, para reflexionar.
Un besito,hasta pronto.