miércoles, 25 de noviembre de 2009

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer o la DIEVCM, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 50/134 el 17 de diciembre de 1999, se celebra anualmente cada 25 de noviembre.[1] La propuesta la realizó la República Dominicana con el apoyo de 60 países más para que se celebrara dicho día.

El motivo que llevó a la República Dominicana a solicitar este día fue por el macabro asesinato de las tres Hermanas Mirabal, activistas políticas dominicanas, que sucedió el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. (Wikipedia)


Estamos en contra de todo tipo de violencia. Es deleznable la violencia contra todo ser humano, especialmente aquella que va contra las mujeres o los niños.


Unámonos todos para levantar nuestra voz y exigir que se potencie la educación en los centros docentes para mentalizar a todos que la violencia sólo genera más violencia. Y que nadie debe aceptar vivir en un ambiente cargado de ira, odio y animadversión que desemboca en la violencia de palabra o de obra.


A las maltratadas darles las herramientas para que salgan del calvario a que están sometidas. Y a los maltratadores, antes de que lleguen a peores consecuencias, tratar de rehabilitarlos en base a su conciencia de la autoestima, el amor y el respeto a su cónyuge.


11 comentarios:

MOSCANA dijo...

que blog! es genial!
tu post queda comentado con mi post.
saludos.

www.moscana.blogspot.com

miralarima dijo...

Una mujer que se esconde,
que oculta daños a todos,
evita mostrar los golpes,
se encuentra hundida en el lodo,
acumula las lesiones…
y se hunde más en el foso.

Suena la puerta. La llave.
Entra. Ruido. Se acerca.
Hoy ha bebido. Y lo sabe.
Una puerta que se cierra.
“¡Niña!¡Golfa!¡Mala madre!”
Pasos. Golpes. Ya se acerca.
“¿A dónde fuiste esta tarde?”
“A ningún sitio”- Contestas.
Temblor en la voz. Que pare.
Lloras. Temes. Gimes. Rezas.
“Por favor, que no me mate”.
Ya llegó. Abre tu puerta.
No sabes cómo mirarle.
“¡¿Qué haces?! ¡¿Por qué te encierras?!”
Solo tratas de explicarte.
Primer golpe. No lo yerra.
Huyes. Tratas de escaparte.
Te ha cogido. No te deja.
Y ya ha vuelto a golpearte.
Caes al suelo. Te ves muerta.
Ojalá se canse antes.

Te desprecia. No te quiere.
Siempre quiere controlarte.
No es amor lo que te tiene.
Los celos no son garante.
No lo hagas. Ni lo pienses.
Decídete a denunciarle.
Te echaste atrás otras veces.
Y ya ha vuelto a maltratarte.

Malena dijo...

Mi querido Juan: Hay que hacer un cambio muy grande en la sociedad para que el respeto al ser humano esté en la base de cualquier relación. Hay mucho que caminar todavía y poco a poco se conseguirá.

Mil besos y mil rosas.

Adrisol dijo...

gracias por hacer que ésto no se nos olvide!!
basta de violencia!!!

abrazos

mardelibertad dijo...

Siempre unida a la causa.Querido Juan. Esperemos que vaya cambiando la situacion, o cambiemos la sociedad ,camino duro y largo...
Abrazo

maracuyá dijo...

Hola Juan...ya volviendo paso a saludarte.
Me gusta cómo has terminado la entrada, porque en todos los casos con los que he tomado contacto y trabajado, cuando comienzas a ir un poco más hondo, encuentras que el hombre violento es víctima también...por eso es tan importante tomar conciencia y comenzar a trabajar con los niños.

Un beso grande

Soñadora dijo...

Juan Antonio, me parece primordial el concientizar a los niños desde pequeños de ésto, enseñarles el respeto y el trato digno y con amor!
Besitos,

Nerina Thomas dijo...

Destacado homenaje amigo!! Como siempre, creciendo contigo. un abrazo

Xibor dijo...

Bien.

La Gata Coqueta dijo...

La bases se deben empezar desde el principio, por eso veo lógico tu propuesta, cuando empiezan a crecer tienen que ir diferenciando el respeto que se debe de tener hacia el prójimo sea del sexo que seo.

Una entrada tratada con mucho respeto y delicadeza.

Un abrazo y te deseo una semana apacible en compañía de los amig@s.

Marí.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Tan victima es
el que tortura
como el torturado...

Te bendigo amigo

Paz&Amor

Isaac