miércoles, 22 de septiembre de 2010

El Poder de la Mente: Haz que trabaje a tu favor


Una vez un señor recibió un mensaje de una amiga en estos términos:


-Isidoro, sé que ustedes están enfadados conmigo por algún motivo. Tal vez rompí algo, o les llegaron unas facturas con cantidades desorbitadas de luz o de teléfono, que yo habré gastado en los días en que me alojé en vuestra casa, que generosamente me prestaron. Estoy muy triste y deprimida sólo en pensar en el disgusto que les he ocasionado...


Él le contestó inmediatamente diciéndole que no había sucedido nada, que no habían respondido su mensaje anterior, de hace unos pocos días, pues habían estado ocupados. Y que no pensara negativamente. Que todo lo que tuviera en la mente era lo que conseguía que sucediera. Que la Ley de la Atracción era infalible. Que nunca debía uno pensar que algo malo nos iba a ocurrir, pues estaríamos llamando a la mala suerte de que eso sucediera. Y que la mayoría de las veces que nos preocupábamos de algo, nunca llegaba a pasar.


Casi todos conocemos el poder de la mente, y hemos leído el Secreto, pero nos olvidamos de su enorme poder. Nos quejamos de la salud, de nuestra felicidad, de la carencia de trabajo, de los problemas de convivencia, de nuestra escasez de dinero... De esta forma siempre vivimos en la mediocridad, en el vagar por este mundo como almas en pena.


Ya es hora de mirar al cielo y dar gracias a Dios por todo lo que recibimos. Por todo lo que poseemos. Por la familia, por los amigos, por la maravillosa Naturaleza que compartimos.


Todo nos va mejor con los pensamientos positivos, con el inmenso poder de la mente. Con la convicción de que todas las fuerzas de la Naturaleza se confabulan para que tengamos toda clase de bendiciones, la mejor salud, la cantidad de dinero que necesitemos, y el tipo de convivencia que queramos que haya en la familia, en el trabajo, en la sociedad.


No pierdas el tiempo en quejarte. Utilízalo para sanar y para mejorar todos los aspectos de tu vida.

Foto de Google

6 comentarios:

María dijo...

¡Qué razón tiene este texto! nosotros mismos, con nuestros pensamientos, hacemos de nuestro mundo lo positivo o lo negativo, por eso hay que intentar ver esa luz que nos alumbra, y no dejarnos llevar por la oscuridad y pesimismo, aunque es fácil decirlo, lo dificil es llevarlo a la práctica.

Un beso, Juan.

Aldhanax Swan dijo...

Un texto maravilloso, con muchas enseñanzas y el pensamiento positivo por sobre el fracaso. Hermoso.
Besitos.

Soñadora dijo...

Curiosamente hoy venía pensando en algo parecido. En la cantidad de gente que va desperdiciando su vida quejándose de todo, en lugar de disfrutar de las maravillas que nos regala Dios cada día!
Besitos,

SEISITO dijo...

Que gran verdad tienen estas palabras yo me considero una persona positiva y agradecida; pero mucha gente vive quejándose por lo que no tiene y no da gracias por lo que si tiene.
Y con mente positiva hasta se mejoran las enfermedades, por que suben las defensas del organismo.
Cariños afectuosos voy y vuelvo

tia elsa dijo...

Lo pienso y lo creo sólo que a veces me olvido y entoncés viene bien un tirón de orejas. Besos tía Elsa.

Lidia M. Domes dijo...

Así es...

Estemos en orden, seamos impecables, respetemos a cada ser... riamos con ganas... seamos agradecidos...

Y todo lo bueno vendrá a nosotros!!!!

Un abrazo Juan!!!

Lidia