miércoles, 13 de octubre de 2010

Si fuera éste el último momento de tu vida, ¿cuál sería tu reflexión?


Hay momentos en que la vida nos golpea  brutalalmente,  como le sucede a gente que ha sufrido una enfermedad grave, que padecieron un grave accidente, y tuvieron la suerte de escapar, o el caso de los mineros chilenos que estuvieron al borde de la muerte. Este puede ser un buen momento para reflexionar y preguntarnos qué hubiéramos hecho para haberla vivido mejor.


Otros no pudieron salvar esta situación y fallecieron, pero antes nos dejaron emocionantes reflexiones sobre su vida.


Hubiéramos disfrutado más de la convivencia con la familia, abrazar más a nuestro cónyuge, jugar más con los hijos cuando eran pequeños, o compartir y abrazarlos más cuando eran mayores. También comnpartir más con el resto de parientes.


Quizás haber compartido más con el amigo, o haber sonreído con más frecuencia a los compañeros y otras personas de nuestro entorno, transmitiéndoles nuestra energía, nuestra afectividad y nuestro amor.


Hubiéramos discutido agriamente menos, intentando encontrar lo positivo en los razonamientos del otro, suavizando de esta manera la discusión y tratando de buscar puntos comunes.


Hubiésemos estado más en contacto con la Naturaleza, ella nos traquiliza, nos proporciona energía y nos enseña mucho.


Hubiéramos agradecido más a Dios por todo lo que nos ofrecía, y nos hubiésemos quejado menos por lo que carecíamos. Y hubiésemos perdonado a todo aquel que nos hubiera ofendido y habría pedido perdón a quien hubiera agraviado.


Hubiéramos caminado más  despacio, observando detenidamente cada detalle que nuestros ojos apenas se paraban a ver. O mirar con los ojos del alma detalles que se escapaban a simple vista, como la amargura y tristeza del que nos pedía ayuda con sus ojos y con su alma.


Hubiésemos vivido más el "Aquí y el Ahora" que nos hubiera procurado más paz y felicidad a nuestro espíritu.


Hubiéramos tomado antes una decisión en vez de prolongar una situación insostenible que a nadie favorecía.


Hubiéramos sido más pacientes ante algunas situaciones que al final se resolvieron por sí solas. Y no nos hubiéramos preocupado tanto por problemas que al final no llegaron ni a plantearse.


Hubiésemos llamado menos la atención a otros por lo que creíamos mal realizado y con poca actitud, en vez de  valorar más su trabajo y su esfuerzo.


Y tú, ¿qué reflexión harías si fuese el último momento de tu vida?

5 comentarios:

María dijo...

Disfrutar de mis seres queridos sin perder un segundo de mi tiempo.

Un beso.

Geni dijo...

Aprovechar cada minuto como si fuera el último,decir mas veces "te quiero" a la persona amada,pedir perdón y perdonar,sin guardar rencor,disfrutar de lo poco o mucho que tengamos, sin pensar en lo que no tenemos y siempre dar gracias a Dios por poder ver un nuevo amanecer.
Besitos ,hasta pronto.

Soñadora dijo...

Valoraría más las cualidades de quienes están cerca, en vez de buscar cosas para criticar. Disfrutaría más el hoy, sin preocuparme por el mañana, y le restaría importancia a los problemas económicos.
Besitos,

SEISITO dijo...

Divorciarme y vivir la vida loca jajaja.
No mi niño creo que me confesaría pediría perdón por mis pecados.
Y aprovecharía mas mis hijos nietos y demás seres queridos.
Y escribiría mi epitafio en el blog:
"Aquí yace seisito señora guapa que tubo grandes amigos blogueros "
Besos me entretuve mucho sorry.

Anónimo dijo...

Arriesgarme a cometer mas errores perdonar y acercarme a aquellas personas de las cuales me aleje por alguna tonteria