martes, 17 de mayo de 2011

Insistiré una y otra vez hasta conseguir el éxito

A lo largo de nuestra vida la perseverancia es una de las más importantes cualidades. Llegamos a la meta, hasta conseguir nuestros objetivos, después de vencer distintas dificultades. De ninguna forma debemos desmoralizarnos ante el primer obstáculo que nos parezca difícil de salvar.

A veces los problemas nos parecen irresolubles, pero si aplicamos toda nuestra inteligencia, voluntad, fe y persistencia al fin conseguimos encontrar la solución. Hay gente que carece de esa perseverancia y desisten de continuar en el empeño de lograr sus metas. A veces se quedan muy cerca de conseguirlo, como le sucedió a un señor en el Lejano Oeste que invirtió todo su dinero en comprar una mina de oro, pues tenía la evidencia de que existía en ella grandes vetas de ese mineral. Encontró una desde la superficie hasta los cuatro metros de profundidad y aunque continuó excavando unos metros más ya no halló más oro. Finalmente se cansó y vendió la mina a otro. Éste requirió la presencia de un experto que le indicó que había grandes cantidades de ese mineral  a partir de los quince metros. Al final esa mina fue una de las más valiosas de la zona.

Hay que continuar insistiendo, lejos de desanimarse para conseguir los objetivos. Siempre hay que dar un paso más, y otro, y otro más  hasta conseguir el éxito. Cuando le digan un no, piense que ese es el camino para conseguir el sí.

Hay gente que tiene el no en la punta de la lengua, pero si insistimos podemos conseguir que cambie de opinión y conteste afirmativamente a nuestro requerimiento. ¿No les ha sucedido esto? A mí sí. Como conozco está regla que hay que insistir hasta conseguir el éxito, yo no me conformo con una negativa. Yo me mentalizo que lo voy a conseguir y generalmente lo logro, cuando antes ante la primera negativa me daba por vencido. Es como el corredor de maratón que a los 15 Km le entra flato y piensa en retirarse, pero su orgullo, fe y perseverancia le hacen continuar a pesar de las adversidades hasta que al fin llega a la meta.

Por favor, nunca dejes de luchar, puesto que al final del camino te espera el triunfo.

Yo insistiré, daré todos los pasos necesarios hasta conseguir el éxito.

¿Eres de los que se arredran a las primeras de cambio? ¿O eres de los que persisten hasta conseguir tus objetivos?

7 comentarios:

Ligia dijo...

A mí también me enseñaron aquello de "Try, try, and try again" o lo que es lo mismo "Inténtalo, inténtalo e inténtalo de nuevo". Abrazos

Nacida en África dijo...

Mi querido Juan Antonio: La vida es lucha y camino y no debemos olvidarlo nunca pues después de subir una escarpada montaña la vista desde la cima es algo maravilloso.

Brisas y besos.

Malena

Soñadora dijo...

Suelo estar en el grupo de los que perseveran, aunque para ello requiero disciplina!
Besitos,

La Gata Coqueta dijo...


Los torreones para los castillos
los castillos para el sielencio
las estrellas para el firmamento
y para los amig@s mis sentimientos.

Feliz fin de semana!!

María del Carmen

Maripaz Brugos dijo...

Juan Antonio, una entrada llena de sabiduria, yo soy de las perseverantes, cuando me empeño en algo no hay nadie que me detenga.
Un abrazo

tia elsa dijo...

En todo aquello que depnde de mi voluntad y esfuerzo lucho contra viento y marea, me cuesta pero lo logro, ahoa bien hay circunstancias que se nos escapan de la mano, que no podemos manejar, aunque si resistir y luchar como es el caso de una grave enfermedad. Besos tía Elsa.

mj dijo...

Pues yo, depende. Lo que me entusiasma lo hago con gran esmero y perseverancia. Hay otras que suelo abandonar cuando se resiste.
Gran enseñanza la que he leído en tu post.
Un beso
mj