domingo, 27 de julio de 2008

Cuando una estrella se cruza en tu camino


Cuando una estrella se cruza en tu camino, mírala detenidamente, obsérvala en profundidad. Te está hablando al espíritu. Se produce un diálogo telépatico que te estremece, te subyuga, te hace pensar en geniales utopías amorosas con esa estrella.

Cuando esa estrella te sigue mirando insistentemente, cuando te provoca sentimientos encontrados de amor profundo, al mismo tiempo que observas que se encuentra muy lejos, inalcanzable a tus reales posibilidades, te preguntas ¿qué puedo hacer?

Cuando te percatas que esa estrella te toma de la mano suavemente, te susurra palabras bellas al oído sensible al amor, te besa rozando sus cálidos labios en tu mejilla que al momento enrojece de emoción, satisfacción y regocijo, en ese momento eres consciente que esa estrella te está pdiendo que la acompañes por los inmensos espacios siderales.

Cuando esa estrella más brillante que los mayores resplandores naturales, te hace bajar al mundo real, observas que el amor con esa admirable estrella es factible.

¿Qué tendré que hacer yo, mortal terrestre, para merecer el amor de una estrella tan preciosa? ¿Será un sueño? ¿Será una utopía?

Miré hacia mi interior y fui examinándome y me sentí capaz de enamorar a tan gran estrella. Al fin me decidí a tomar la mano tendida y caminar juntos por el Camino del Amor.

Ya hemos recorrido intrincados caminos, hemos cruzado caudalosos ríos, montañas escarpadas e inaccecibles, inmensos y plácidos lagos, enormes desiertos... Y, al fin, llegamos a la meta deseada. A tener una perspectiva real de amor, de paz y de felicidad.

Cuando te mire una estrella, habla con ella, quizás te está tendiendo la mano para tomar impulso hacia el amor. El amor definitivo. Aquél que siempre hemos esperado.

Con el tiempo esa maravillosa estrella se convertirá en una linda y hermosa Princesa que te ha cautivado, fascinado e ilusionado.

Esa Princesa te acompañará siempre de la mano hasta el fin de los días, con un te quiero en los labios y un inmenso amor en el corazón.


2 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Que la estrella de tus sueños acompañe tu andar, siempre.

Gracias por tu hermoso mensaje en mi Blog.

Abrazos,

Juan dijo...

Catalina, gracias por tu visita y por tus buenos deseos.

Espero que a ti te acompañen los sueños, y que éstos se conviertan en realidad.

Un abrazo,

Juan Antonio