lunes, 22 de septiembre de 2008

Amor y perdón (Reflexión)




Perdonar es liberar a otro, cuando realmente tú eres el liberado.



Deja que crezca el amor en el corazón de otra persona, y si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo.



¿Realmente piensas que si perdonas a alguien, eres tú el principal favorecido?


¿Eres capaz de amar a alguien, aunque no te retribuya de la misma manera?

24 comentarios:

Marysol dijo...

El perdón nos libera realmente, con él, dejamos marchar un lastre que pesa en el alma y nos quita fuerza. No podemos desperdiciar nuestra energía en resentimientos o enojos con personas que alguna vez nos han decepcionado, así, no nos quedarán fuerzas para enfrentarnos al aquí y al ahora.
El amor es la fuerza que mueve al mundo y al corazón de los seres humanos. Si amamos desinteresadamente, es seguro que seremos retribuídos de algún modo.
Gracias, Juan Antonio, por permitirme reflexionar.
Un abrazo

Haideé Iglesias dijo...

El perdón, uno de los más difíciles ejercicios de evolución, si. Cuantos recovecos escondidos quedan sin descubrir...
Comprender, comenzando por uno mismo, viendo todas tus debilidades, el mejor ejercicio que conozco para poder comprender las debilidades de los otros, así aparece el amor al projimo... por muy dificil que te lo pongan, y mira que las pruebas pueden ser dificiles...
Con cariño desde Asturias :)

libra dijo...

Yo creo que sí, que perdonar hace bien a uno, el rencor en el corazón de nada vale, sólo crea amargura...y en cuanto a la pregunta de querer aunque no seas correspondida...pues sí, el amor es lo que tiene, que cuando amas es independientemente de lo que la otra persona sienta...

Juan dijo...

Marysol

¿Para que cargar el peso del rencor si podemos caminar muy livianos de esa pesada carga?

Perdonemos y caminaremos libres por la vida.

Un abrazo.

Juan Antonio

Juan dijo...

haideé

Es muy difícil descubrir todo lo que está oculto en los recovecos de nuestra alma, sólo queda intentar llegar a ellos, desenmascararlos y luego actuar con prontitud.
¡Seguro que lo conseguiremos!
Un abrazo.
Juan Antonio

Juan dijo...

Libra

Amar sin ser retribuido es el verdadero amor, puesto que no espera uno recompensa por ello.

Un abarzo.

Juan Antonio

KLAU dijo...

ANTE NADA NUEVAMENTE GRACIAS JUAN !!

A TU POST AHORA BIEN:
1) PERDONA DIOS SI ES QUE EXISTE. NO YO. SOY UNA MIGA DE PAN

2) IMPOSIBLE, ES UN DICHO ESCRITO EN UN LIBRO DE AUTOAYUDA PARA SENTIRTE MEJOR CUANDO EL RECHAZO ES REITERADO UNO Y OTRA VEZ. EL RECHAZO SE SIENTE Y DUELE Y NO DEJA SER "FELIZ" PORQUE CRECIO EN UNO. (ES UNA OPINION NADA MAS)

3) NO

4) NO

BESOS
MILES
KLAU ♥

Juan dijo...

Klau

Me agrada tu sinceridad, aunque veo que estás muy contrariada con la vida. Seguro que te ha tratado muy mal, pero ten fe, yo estoy seguro que la situación te mejorará. Sé que lo tienes difícil, pero lo debes intentar.

Un abrazo.

María dijo...

Juan, bonito post, y te respondo:

Creo que debemos perdonar a la persona que nos haya hecho daño, aunque luego se elija no tenerla en nuestro camino, pero siempre perdonada.

Soy capaz de amar a alguien sin pensar que me vaya a amar de la misma manera, porque el amor no se mide con metros ni se pesa con balanzas, el amor se ofrece si esperar nada a cambio.

Gracias por haberme hecho reflexionar.

Un beso y feliz tarde.

Juan dijo...

María

Sólo un alma grande perdona sin esperar ser amada de la misma forma. Ese es el verdadero amor al cual todos debemos tender.

Un abrazo.

Alas de Mariposa dijo...

Si soy capaz de hacer lo que dices...

Juan dijo...

Libélula

Extraordinario si haces eso, demuestra que tienes un corazón grande.

Un abrazo.

Malena dijo...

Hola Juan. Me alegro horrores de haberte dado la alegría de haber puesto la fotografía del padre Teide, como tú dices, y la música de los Sabandeños.

En cuanto al tema que tratas en esta entrada, creo firmemente que gana más el que perdona y olvida que el que arrastra ese mal entendido orgullo.

Es más feliz un alma que perdona porque siente su alma en paz y sentirse así es un privilegio.

Ese es uno de los aprendizajes que he tenido en esta vida.

Un beso.

Juan dijo...

Malena

El orgullo es uno de los males que nos impiden avanzar.

El camino es largo y pesado, pero estamos dispuestos a recorrerlo con humildad, fe y paz.

Un abrazo para ti y otro para la entrañable tierra canaria.

Un abrazo.

La Maga dijo...

El perdón nos libera, nos despeja la mente, nos deja ver mas allá del pino al bosque majestuoso que la ira nos impedía... La rabia, el odio, el rencor son emociones que corroen considerablemente la energía. Uno de los principales motivos para perdonar es redimirnos de las consecuencias nocivas de esas emociones. Así que a pensar que cada uno actúa como mejor puede,, y a liberar la mente y el alma!!!!!!..

Amar incondicionalmente sin ser correspondido...acaso los sentimientos reales se eligen? Uno sortea a quien amar?... los sentimientos llegan y se instalan sin aviso, y se mantienen aunque desde la “ventana” de enfrente no haya respuesta...al menos los míos saben de eso y aun así están intactos!!....
Lo importante es tener real conciencia de las cosas, y no crear falsas expectativas, o dilapidar el tiempo en lo que no llegará...
Hay que tomarse el tiempo suficiente para superar la cuesta y luego seguir con ese “amor” en un rinconcito del alma... Y quien te dice, tal vez en la estación siguiente te sorprende “con lo colores de un nuevo amor” la vida...
Nada es eterno...
Te dejo un abrazo de sol para tu dia! Hasta prontito querido Juan Antonio!.
Hoy fue muy interesante tu reflexion!!...

lully DESNUDA dijo...

El amor habla cuando es espiritu está desnudo.

Te abrazo!

Juan dijo...

Ceci

Como tienes un corazón grande y amoroso, no te paras a cuestionar nada relativo al amor, lo das sin esperar nada a cambio.

Es muy importante la frase que dices:

Lo importante es tener real conciencia de las cosas, y no crear falsas expectativas, o dilapidar el tiempo en lo que no llegará...

Si pensamos así, nos evitaremos muchos disgustos.

Un abrazo aFectuoso y que pases un feliz día.

Juan dijo...

Lully

Si los espíritus están limpios totalmente fluirá el amor de forma espontánea y natural.

Un abrazo.

SEISITO dijo...

Hola Juan, ya no se como llegue hasta aqui, pero me da mucho gusto, parece que eres chileno y estas en españa.
Siempre he pensado que el rencor, el odio, las malas vibras, le hace daño al que lo lleva por que el otro, a veces ni se entera, espero no sea tu caso, cariños de antofagasta.
Antonia

Claudia Sánchez dijo...

A veces es tanta nuestra necesidad de perdonar para liberarnos de esa carga, que buscamos justificativos para quien perdonamos, y asi tal vez nos resulta más fácil. Olvidar es un tanto más difícl, a pesar de haber perdonado, pero no imposible.
Saludos!

Juan dijo...

Seisito

Yo soy de Canarias, España. pero vivo actualmente en Chile.

Respecto al perdón, opino igual que tú, el primer beneficiado de perdonar a alguien es uno mismo.

Un abrazo.

Juan dijo...

Claudia

Comno dices, es tanta la necesidad de perdonar que buscamos justificaciones para hacerlo. Es algo tan necesario que no podríamos vivir con el rencor en nuestra alma, ya que, en ese caso, sería un malvivir.

Un abrazo.

Catalina Zentner dijo...

Soy capaz de perdonar, siempre tratando de esquivar a quien goza haciendo daño.

Abrazos,

Juan dijo...

Catalina

Me ha hecho reflexioanr profundamente tu comentario.

Un abrazo.