martes, 7 de octubre de 2008

Camino de Santiago: Preparación

El Camino de Santiago tenía para mí connotaciones especiales: espirituales, filosóficas, históricas y artísticas.
En ese momento me encontraba en un proceso del camino interior, participando en sentadas, zazen, que es una contemplación en silencio, sólo acompañado por un mantra.
La preparación física para el Camino, además de seguir con las actividades de contemplación, la realicé en mi pueblo natal, La Aldea de San Nicolás, en la carretera que conduce del pueblo hasta la presa del Caidero de la Niña.
Hay una distancia de doce kilómetros, aproximadamente. Existen cuestas notables que serían importantes para una buena preparación.
Caminé varios días con el mismo calzado, unas botas bien ajustadas, y unos gruesos calcetines de hilo para evitar la formación de ampollas.
Llevaba también una mochila con el peso aproximado que iba a portar durante el Camino de Santiago.
Cada día recorría varios kilómetros, siempre acompañado por el mantra que utilizaría en el Camino y que me permitiría combatir el cansancio y el sufrimiento que me podría afectar.
Se recomienda recorrer de 20 a 35 km durante el Camino, aunque cada uno debe ir a su ritmo.
Durante el entrenamiento tenía un gran recogimiento espiritual. Caminaba con buen ánimo y con ilusión en la empresa que iba a acometer.
Yo estaba muy emocionado, pues recorrería el mismo trayecto que habían hecho cientos de miles de peregrinos durante muchos siglos, los cuales habían dejado una gran carga de espiritualidad que era captada por todos los peregrinos.
Unos días antes nos reunimos en el Club Victoria, en la Playa de las Canteras, para recoger la credencial, la cual debíamos portar y hacer que la firmaran dos veces al día en los refugios y lugares de peregrinación, como conventos, iglesias y otros expresamente habilitados para ello. De esta forma podría conseguir "la Compostela", en la Catedral de Santiago.
Por fin llegó el momento de tomar el avión con destino a Madrid, luego continuaría en tren hasta Ponferrada, en León, donde comenzaría el Camino.
Foto: Juan Antonio

18 comentarios:

Juan dijo...

Primera parte del mensaje, expuesto con anterioridad.


Hacer el Camino de Santiago es un proyecto que mucha gente tiene en su agenda, pero no todos tienen la oportunidad de realizarlo.

Unos desean emprenderlo con fines turísticos, otros religiosos o artísticos y los hay que sólo lo hacen para estar en contacto con la Naturaleza.

Aquellos que se encuentran profundizando en el conocimiento de ellos mismos, de su epiritualidad, de sus valores y en el conocimiento de los demás, ven la estrella en el horizonte que les indica que ya es hora de realizar el Camino.

Yo pertenecía a un grupo zen donde habíamos practicado la contemplación y habíamos alcanzado un mínimo nivel para darnos cuenta que ya estábamos preparados para iniciarlo.

La asistencia a las sentadas, zazen, las caminatas por montañas y bosques, y el contacto con la Naturaleza había hecho saltar la llama de tan importante aventura espiritual que ha marcado la vida de muchos cientos de miles de peregrinos a través de la historia.

Después de escuchar las experiencias de algunos caminantes, y de leer literatura sobre el Camino sólo faltaba la preparación física y mental-espiritual para afrontar tan importante reto.

Haideé Iglesias dijo...

Me alegra oirte decir que lo has hecho con plena conciencia de lo que representa este camino. Nunca lo he hecho, a mi me a tocado otro camino, más dificil, pero al final el resultado ha sido para saber quien soy y que hago aquí.
Cada uno el suyo y en ocasiones coinciden.
Un cariñoso abrazo

Juan dijo...

Haideé

Hay muchos caminos que nos permiten avanzar hacia el objetivo de avanzar hacia el conocimiento de nuestras potencialidades,encontrar los tesoros que tenemos en nuestra alma. Y todos son muy válidos.

Un abrazo.

Shanti dijo...

Juan...¿sabes? debe ser intenso recorrer ese camino desde todo punto de vista. Algunos lo han hecho sin mover (aparentemente)un dedo, otros lo hacen con intensos ayunos, algunos otros a través de grandes sacrificios pero todos buscamos lo mismo. Encontrarnos con nuestra propia esencia.

PD: papá Dios sabe que yo soy tan cómoda que creo que le ha faltado poco para montarme en sus hombros y llevarme a que yo me descubra a mí misma jajaja

Te dejo abrazos de osa amigo lindo =) y me alegro por ti

PD: Si quieres colaborar en el blog que tengo de temas "espirituales" me avisas

VITROLERO dijo...

hooola... qué tal tu día hoy...
sabes... hasta visitar tu blog tiene un sentido de claridad...
que bonito¡...

Juan dijo...

Shanti

Si el Padre te carga en sus hombros para hacer el Camino, eres muy afortunada por ser una de sus elegidas.

Que el Señor te siga dando alegría y luz para seguir andando por el Camino de la vida.

Un afectuoso abrazo.

Juan dijo...

Hola, Vitrolero

Por aqui lo estoy pasando muy bien.
Si entras a mi blog "Nuevos horizontes" te darás cuenta porqué estoy tan feliz aquí.

Un abrazo.

María Angélica dijo...

Que linda experiencia.... sobre todo a conciencia para estar contigo mismo y en contacto con nuestra perfecta naturaleza.
Un abrazo.

Juan dijo...

María Angélica

Fue una experiencia inolvidable. Fue tan grata que me gustaría repetirla.

Un abrazo.

Joana dijo...

Que maravillosa historia!! y que maravillosa experiencia! lo más hermoso es encontrarse con uno mismo y con Dios, disfrutar del silencio y de las maravillas de la naturaleza, tantos sentimientos y tantas sensaciones! es un camino dificil, pero la sensación, el sentimiento, vale la pena de hacerlo muchas veces!
es bueno enriquecerse de estas experiencias!
Maravilloso! a ver si algún día muy cercano pueda yo también vivir esta maravillosa, experiencia! y también poder compartirla!

Un Abrazo y que tengas un lindo día!

libra dijo...

Recorrer el Camino tiene que ser toda una experiencia interior muy enriquecedora,que entiendo que te haya llenado de muchas satisfaciones, a parte de rememorar el paso de los antigüos peregrinos...Felicidades por tu experiencia. Y si eres tú el de la foto, encantada de conocerte.
Un Abrazo.

Juan dijo...

Joana, hacer el Camino es una experiencia inolvidable, no sólo por los lugares que visitas y las sensaciones que sientes, sino que te encuentras a toda clase de personas que cada una tiene una historia increíble por su paso por el Camino.

Un abrazo.

Juan dijo...

Libra

Gracias por tu felicitación.
Efectivamente, soy soy el de la foto.

Lo pasé tan bien en el Camino que está en mis planes hacerlo nuevamente.

Un abrazo.

Soñadora dijo...

Que hermosa experiencia ha de ser recorrerlo. Mi esposo sueña con hacerlo algún día. Y en estos momentos pienso, como ese Camino, siendo el mismo, representa cosas tan distintas para cada persona que lo realiza!
Abrazos,

Juan dijo...

Soñadora

Animo a tu marido a hacer el Camino, es una experiencia inolvidable.

Feliz fin de semana.

Paz y Amor.

lully desnuda dijo...

Soy una convencidad de que somos seres espirituales que vivimos experiencias humanas. Te felicito por ese camino a la espiritualidad.

Te abrazo desde mi alma!

Juan dijo...

Lully

Gracias por tus palabras y por tu visita a mi casita que siempre está abierta para la gente de buena voluntad.

Un abrazo.

Maria Durga dijo...

Hola Juan, muchísimas gracias por tus visitas y por tus palabras.

¿Sabes? yo tambien he hecho parte del Camino de Santiago, digo parte pues lo comencé en el alto do Cebreiro hasta Santiago, seis dias,fue hace años, creo que en el último jubileo del siglo pasado (jo, como suena eso del siglo pasado). La experiencia fue increible y muy reveladora. Este año tenia previsto hacerlo de nuevo pero completo, desde Francia. Pensaba comenzar a caminar el día dos de Septiembre y luego de treinta días más o menos, llegar a Santiago, es uno de los sueños de mi vida, lo tenia todo previsto y preparado pero como dice el refrán "el hombre propone y Dios dispone" No pudo ser, el tema que ocupa ahora mi vida, dio un revés y me tuve que quedar para solucionarlo.
No siento pena, por alguna razón será supongo; si todo va bien en esta primavera que viene lo haré.

Bueno, menudo rollo.

Abrazos infinitos

Maria