domingo, 24 de octubre de 2010

El Viaje



Caigo en un sopor interminable

me siento sin fuerzas

mi cuerpo permanece rígido

el flujo sanguíneo hace rato que paró

y las pupilas pierden todo su brillo.

Me siento como volando en una nube

veo mi cuerpo allá abajo entre velas

gente que habla y alguna solloza

sigo volando hasta el infinito

hasta que de repente entro en un túnel

en caída libre que nunca tiene fin

todo es humo azul celeste.

De repente me paro y miro

todo a mi alrededor es paz

todos caminan muy despacio

y les rodea un aire brillante

cada uno con un color diferente

reina una alegría absoluta

del fondo sale una luz amarilla

que ciega la vista del que mira hacia allá.

Me encuentro en un ambiente lleno de paz

de tranquilidad y de amor absolutos

me encuentro muy feliz de estar allí

me siento afortunado de compartir esa dicha.

De repente escucho una voz amorosa

que me indica que debo regresar

que aún no es mi momento

que tengo algo importante que hacer

y que aunque sea un insignificante grano de arena

en un inmenso desierto

ese grano junto con otros muchos

formaremos una gran montaña.

Me encuentro de nuevo en el túnel

pero ahora es color verde claro

vuelo en sentido contrario

hasta que me encuentro volando en el espacio

a lo lejos observo la Tierra

imagen impresionante con sus continentes y mares

y paso al lado de la Luna con sus pequeños cráteres.

Por fin me encuentro en el lecho

mis familiares y amigos me sonríen

pues se alegran de mi regreso.



Foto tomada de la Red




4 comentarios:

Aldhanax Swan dijo...

Ufff! qué viaje, no sé si quisiera tenerlo.
Besitos

Soñadora dijo...

Impresionante descripción, creo que todos a veces pensamos en cómo será ese momento!
Besitos,

tia elsa dijo...

Que hermoso viaje Juan ¿será asi? Besos tía Elsa.

Marta, Simplemente Marta... dijo...

Querido Juan: gracias por tus visitas, y perdón por la tardanza de mi respuesta, pero he tenido otra pequeña recaída y tuve, además, la valentía de enfrentar uno de los poemas de Antonio Porchia sobre su obra "VOCES", ¡y he estado trabajando con él 3 días! Ahora, te confieso que me ha encantado meterme en la urdimbre de ese conjunto de postulados y reflexionar sobre la mayoría de ellos, al margen de tratar de encontrar una imagen que representara lo irrepresentanble...

En cuanto a la muerte, he leído muchos libros que hablan de ese insólito viaje del que estáis hablando aquí... No voy a entrar a debate pues mis creencias, aunque cristianas también, van por otras sendas, pero os recomiendo un vídeo que puede daros otra perspectiva de lo que es la muerte y de lo que puede haber tras ella...

http://www.youtube.com/watch?v=abzwai3X6ls

Un beso y una flor