miércoles, 27 de octubre de 2010

Especies invasoras, biodiversidad, deforestación y cambio climático


El periódico La Provincia, de Las Palmas de Gran Canaria, publica un artículo donde explica que las especies invasoras suponen ya un 11% de las existentes en Canarias, y que el efecto de las invasoras pone en grave peligro la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la salud.
El ejemplo más significativo de desastre ocasionado por estas especies invasoras se ha producido en Australia, con los conejos; y en Nueva Zelanda, donde los gatos fareros produjeron la desaparición del ave no voladora Chochín.
En biología a este fenómeno de invasión se le denomina "introducción antrópica de especies", esto es, una especie exótica es introducida en un ecosistema con el consiguiente desequilibrio del hábitat pues lo coloniza, llegando a producir la extinción total de las especies autóctonas.
Con motivo del Día Mundial de la Biodiversidad algunos expertos advirtieron que “las especies invasoras de flora y fauna agravan la pobreza, amenazan la agricultura, la forestación, las reservas pesqueras y los ecosistemas en su avance de un continente a otro".
Estas especies y los daños que ocasionan al ecosistema produce también desertización y, por consiguiente, cambio climático.
En Europa son más de 11.000 de estas especies las que se han introducido, son animales, plantas y microorganismos que se han adaptado y desplazado muchas veces a las especies autóctonas. La UE gasta 12.000 millones de euros anuales en el control y reparación de los daños ocasionados por las especies invasoras.
 La Unión Europea no tiene una política común, un control exhaustivo de la entrada de estas especies para proteger la biodiversidad. Sin embargo, Chile en la actualidad si lo tiene. Desde hace tiempo cuenta con personal cualificado e instrumentos adecuados, como escáneres y otros que permiten controlar cualquier entrada irregular que pudiera poner en peligro su flora y su fauna.

3 comentarios:

SEISITO dijo...

Vi el conejo y se me hizo agua la boca, carne sana, casi sin colesterol pero acá en chile es muy caro entonces por ahí debería ir el tema empezar a exportar esas especies invasoras a lugares donde existe la extrema pobreza para alimentarlos.
¿te parece una buena idea ?
cariños loco lindo

Juan dijo...

Si, Seisito, habría que cuidarnos de las especies invasoras. Podríamos enviarles la carne de los conejos a los países con necesidades alimentarias, pero no esos animalitos vivos, pues estaríamos ocasionándoles un gran problema al hábitat de los países receptores.
Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Juan:

Muchos ecosistemas han desaparecido a causa de las especia invasoras que desplaza a las nativas y luego no pueden sobrevivir en tierra extraña.

Abrazos.