domingo, 9 de diciembre de 2012

Registros Akáshicos, instrumento de vida



REGISTROS AKÁSHICOS, INSTRUMENTO DE VIDA

Los impresionantes cambios que han tenido lugar durante estos últimos tiempos, y que continuarán aún por un corto período, no son oscuridad, hecatombes naturales, ni pánico colectivo. Son cambios en

 el interior de las personas. Uno de esos cambios que me ha afectado enormemente es haber conocido la existencia de los Registros Akáshicos, que es un valioso y maravilloso instrumento de vida.

Todo sucedió de repente. Una voz interior me dirigió hasta el Centro Holístico Parque Forestal, Santiago de Chile, donde Mauricio Onetto, Maestro de ARCI, impartía una charla sobre los mismos. Pasado un tiempo, y después de asistir a varios cursos intensivos en la capital y habiéndome desplazado para ello a Concepción, Chile, y a Córdoba, Argentina, obtuve el título de Lector Profesional de R. A.

Esto le puede cambiar la vida a una persona. Verán...

El Registro Akáshico es el Libro de Vida donde están recogidos todas las experiencias y todo lo que nos sucedió antes de nacer, incluyendo vidas pasadas. Es un campo inmenso donde podemos encontrar asombrosas revelaciones que nos ayudarán a comprender nuestra vida, a mejorarla y a prepararnos para un futuro mejor.

El lector de R. A., con sus lecturas y estudio de lo que va averiguando de sí mismo, inicia un camino de crecimiento espiritual que le llevará mucho tiempo, hasta conocer lo más profundo de su corazón, allá donde reside la Divinidad para encontrarse con Ella, y fundirse en uno con Ella.

Es un camino duro, pero apasionante. Yo les animo a que, si a bien lo tienen, a que conozcan los R. A., a que alguien les haga una lectura y a que se conviertan en lectores cualificados, por el gran impulso que les dará a su crecimiento interior. Para ello ARCI (Akashic Record Consultants International) tiene las puertas abiertas para el que lo desee.






3 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Gracias.
He incursionado en ellos,
Maravilloso conocer!!
Abrazo amigo!!

Juan dijo...


Gracias, Nerina. Tu amistad es muy valiosa para nosotros.

Un abrazo.

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.