viernes, 15 de agosto de 2008

Desayuno con sangre

Me he levantado contento. Me espera un buen día. Preparo un suculento desayuno con los más ricos manjares.

Son las nueve de la mañana. Enciendo la televisión para ver el telediario, mientras tomo el desayuno, pues me gusta estar al día de las últimas noticias.

Después de dar los buenos días, el presentador anuncia los titulares del día:

-Invasión de Georgia por parte del ejército ruso. Ya hay dos mil muertos y varias decenas de miles de desplazados.

-¿Cómo es eso?- me pregunto.- No es posible que en pleno siglo XXI se produzcan estos hechos.

-Quince muertos en Irak por una explosión producida por una mujer suicida- continúa el presentador.

-¿Otra vez hoy?- Esta noticia es la que sale en portada casi todos los días. ¿Será repetición de la información?- me volvi a preguntar asombrado.

-Hombre acuchillado por unos desconocidos. Cuando la ambulancia llegó a la Clínica ya era cadáver.

-En Palestina batalla entre dos facciones de la resistencia, Hamas y Fatah. El resultado fue de ocho muertos y quince heridos graves.


-¿Cómo es posible que se sigan matando entre ellos? Hace poco escuché la misma noticia, sólo variaba el número de fallecidos- ¡esto es de locos, no lo puedo comprender!

Posteriormente fueron desarrollando estas noticias con profusas imágenes de sangre, muerte y destrucción, acompañadas por los gritos y gemidos de los que sufrían o habían perdido a sus familiares o amigos.

Luego fueron desgranando otras noticias de segundo orden:

-Inundaciones en la India. Doscientos muertos.

-Acto terrorista en China. Fallecieron doce policías.

Después de escuchar estas noticias tan impactantes me quedé pensando en el mundo en que vivimos. Sólo se escuchan atrocidades producidas por los humanos.

¿No será que nos gustan estos hechos sangrientos, de odio, de ensañamiento, de destrucción de la vida humana? ¿Será que nos gusta ver sangre y por eso cada día nos desayunamos viendo el telediario?

Se debería dar la opción de ver otros Noticieros con informaciones positivas, dando cuenta de todo lo bueno que se fuera produciendo en todo el mundo.

Si se diera la posibilidad de elegir, ¿vería usted el Noticiero de las informaciones de hechos violentos o el de las noticias positivas y dignificantes para el ser humano?

6 comentarios:

Marysol dijo...

La verdad, en este mundo convulsionado en el que vivimos, a diario vemos noticias como éstas. Son parte de nuestra realidad. Ojalá pudieramos vivir más serenamente,sólo enriquecendo nuestro espíritu con noticias dignificantes, pero no podemos encerrarnos en una burbuja. Lo importante es, intentar desde nuestras pequeñas posibilidades, contribuir de alguna forma para que esta realidad cruel y sangrienta pueda cambiar para mejor.
Besos

Haideé Iglesias dijo...

Hace ya año y medio que no veo la tv, he ganado en paz, he ganado en conciencia, y soy mucho más yo... en el mundo se consigue más siendo positivo que dejandose llevar por la negatividad de los otros... pero es mi verdad...

Juan dijo...

Marysol, todo lo que está en este mundo es parte de nuestra realidad, pero a veces debemos tomar la opción que más nos conviene.

Por una parte, es importante el estar informados de lo que sucede en este mundo; y por la otra, por nuestra tranquilidad mental, elegiremos momentos de paz y armonía.

En nosotros está el armonizar ambos para que nuestro crecimiento espiritual no se paralice, ni sufra contratiempos.

Un abrazo

Juan dijo...

Haideé, llega el momento que hay que tomar una decisión dterminante, ante la avalancha de los ataques a nuestra mente.

En caso contrario nuestro camino espiritual se vería peligrosamente amenazado.

No se puede avanzar con ese lastre tan grande en nuestra mente y en nuestra alma.

Un abrazo

Comunidad Viabinaria dijo...

No es necesario estar pegado más de 1 minuto a un noticiario, para reflexionar sobre lo podrido que somos en algún lugar del mundo.
Es más, al ir por la calle basta con ojear las portadas de los diarios.
La reflexión es algo personal, se puede prescindir de estímulos "tecnológicos" para ponerla en práctica. Claro que si luego de reflexionar nos quedamos pasivos llorando frente al bonsai, el mundo seguirá alimentando noticiarios amargos.
No vemos noticiarios jornada completa.
No elegiríamos ver noticiarios positivos.
Optamos por apagar el televisor: ahorramos energía, compartimos con la gente y tratamos de ser nosotros las noticias buenas para el vecino.

un saludo cordial
Comunidad Viabinaria

Juan dijo...

Comunidad Viabinaria:

Me parece que es una muy buena opción. El compartir con la gente, el intercambiar los valores, los sentimientos positivos se va expandiendo, poco a poco, por todo el mundo la llama de la soldaridad, de la libertad y del amor.

Un abrazo